Los peligros de modificar una foto

laiglesiaenlaprensa.com: 16:13 21-01-2014

Los peligros de modificar una foto

RepDominicanaNo ha sido una buena idea borrar al nuncio Josef Wesolowski de una fotografía en la que aparecía con los obispos de la República Dominicana, donde residía como enviado papal hasta que fue llamado a Roma, el pasado agosto, ante la acusación de abuso de menores. La foto aparece modificada y en el lugar del Wesolowski aparece ahora un obispo emérito, Francisco José Arnáiz, que no estaba en el original.

 No sé de quien habrá sido la iniciativa, pero es demasiado fuerte la tentación de comparar esas dos fotos con la práctica habitual en la Unión Soviética, y en los regímenes que todavía se inspiran en ese totalitarismo. El ejemplo más reciente es la desaparición fotográfica –que siguió a la eliminación física- de Jang Song-thaek, tío caído en desgracia del líder Norcoreano Kim Jong-Un.

 Modificar una foto (aunque sea casi un recuerdo de familia, como es el caso), eliminando los detalles molestos o negativos, transmite la idea de que –en el fondo- la verdad se puede adecuar a las circunstancias y conveniencias del momento. Aquí no es porque se trate de presentar al sector vencedor y a eliminar al perdedor; diría que puede haber incluso un motivo de caridad (evitar el escarnio sobre una persona). Pero es muy importante incluso que sea vea que la realidad no se toca. Se puede quitar la foto del despacho, si molesta, pero no cambiar la historia. En el caso de la Iglesia, además, no viene mal recordar que los Evangelios no cancelaron la figura de Judas (con esto, obviamente, no quiero hacer comparaciones ni erigirme yo en juez de nadie).

laiglesiaenlaprensa.com

Comments are closed.